Las variantes tácticas de Olimpia ante el Vida

  • 1 agosto, 2022
  • Marco Banegas
  • Noticias
  • 0
  • 52 Views

Tegucigalpa, Honduras.

El pasado sábado, el Rey de Copas inició su camino en la búsqueda del título número 35 en el estadio Nilmo Edwards donde derrotó por 0-1 al Vida en La Ceiba.

La escuadra de Pedro Troglio sumó sus primeros tres puntos a base de fuerza y carácter ante unos Cocoteros que vendieron cara la derrota mostrando sus capacidades a lo largo de los 90 minutos pero que no le fueron suficiente tras la anotación de Jerry Bengtson al minuto 37 del primer tiempo.

El equipo Albo volvió a dar signos de ser un equipo competitivo, con voluntad y eficaz, características que en el pasado de la mano del estratega argentino no faltaron en los cuatro campeonatos al hilo que se ganaron entre el 2019 y el 2021.

Sin embargo, en Nación Olimpista, logramos identificar nuevos aspectos que el cuerpo técnico implemento en la pretemporada y que ya puso en práctica en la Jornada 1 del Torneo Apertura 2022-2023 de la Liga Nacional y que te contaremos con detalle a continuación.

ESQUEMA

La era Troglio tuvo un parado táctico prácticamente innegociable en el pasado, un 4-4-2 bien marcado con una defensa sólida, un mediocampo fuerte y un ataque eficaz, a pesar de que la idea es la misma en la actualidad, las piezas se colocan diferente sobre el campo.

Para comenzar con la llegada de Yan Maciel, se recupera la figura del 10, ese jugador diferencial con la pelota en los pies, el orquestador y la brújula del equipo, el que decide la velocidad de los tiempos y el ritmo que se implementa en cada ataque.

En la gira de preparación por Estados Unidos, Pedro Troglio identificó que por el centro es donde más daño causa al rival, donde en esos seis encuentros pudo anotar dos goles y dar cinco asistencias jugando detrás de la referencia del área.

Ante el Vida esa fue la gran variante, un nuevo esquema de 4-2-3-1 para permitirle libertad de creación a Maciel y que el equipo tenga la pelota y sobretodo que sepa qué hacer con o sin ella, de hecho, el brasileño fue de los más destacados del encuentro, fue clave para el triunfo y demostró que puede ser un jugador de peso para la escuadra, permitiendo que Jorge Álvarez y Germán Mejía tengan funciones de equilibrio en recuperación en la zona medular con más facilidad.

DESBORDE Y CIERRE DE ESPACIOS

Los otros dos protagonistas del cambio de esquema también sufren una alteración en sus obligaciones, hablamos de Edwin Rodríguez y Bryan Moya.

Hablando de Edwin, utilizado en distintas posiciones como interno o volante, hoy estamos ante la que sería su posición ideal, la de extremo por derecha, más liberado de funciones defensivas y más orientado a ser una punta de lanza con desborde y velocidad, características que le sobran de cara a la portería.

En el caso de Moya, sufre un cambio de perfil como de posición, bajo las órdenes de Pablo Lavallen el campeonato pasado, fue utilizado de hombre gol y como la referencia del equipo, donde logró destacar por su olfato goleador.

El sábado ante el Vida, actuó como extremo por izquierda, donde con su velocidad, su determinación y su capacidad de encarar fueron una pesadilla para los Rojiblancos y el cual le permite explotar sus cualidades por esa zona al formar una enorme mancuerna con el lateral izquierdo Carlos Sánchez.

Tanto Rodríguez como Moya le ofrecen a Olimpia una profundidad de juego evidente, se les nota visiblemente más cómodos con este parado táctico en lo futbolístico y físicamente les permite guardar más energía para el resto del partido ante el cierre de espacios que denota el jugar con cinco medios.

REVULSIVOS

Para poder competir por todo, en el fútbol moderno no basta con tener un buen once, se necesita de un fondo de armario para afrontar bajas de juego, lesiones o expulsiones.

Hoy por hoy y sobre todo de mediocampo hacia arriba, los Melenudos tienen una gama de alternativas que le ofrecen al técnico la tranquilidad para poder trabajar cada encuentro.

Basta observar que, en La Ceiba, las opciones en el banquillo eran Alex Güity, Axel Maldonado, André Orellana, Juan Pablo Montes, Jonathan Paz, Josman Figueroa, Carlos Pineda, Bonieck García, José Mario Pinto, Dimitri Gordon, Diego Reyes y Yustin Arboleda, además de la no convocatoria de Michaell Chirinos, Jorge Benguché, José Mendoza y Elvin Casildo, lo que refleja una plantilla amplia, llena de juventud y experiencia para encarar los retos de la Liga Nacional y la Liga Concacaf.

Share:

Deja una respuesta